2/26/2007

Es necesario amar, y lo digo categóricamente. En todas sus formas, además, ya que no se ama igual a un amigo que a un familiar, y a un familiar igual que un compañero. Quiero hablar, esta vez, del amor "romántico" por caracterizarlo de alguna manera y saber mejor acerca de qué versan estas líneas.

En mi opinión este sentimiento es, con mucho, un motor esencial tan poderoso que cuando lo tienes te mueves y cuando no es así te mueves por tenerlo. Amar es eso que nos hace gigantes aunque, como humanos, seamos insignificantes. Amar es lo que nos hace dichosos y nos llena los gestos de capricho aunque no queramos. Amar es eso tan grande que aunque se intente no puede ocultarse.

Hoy en día está de moda, y es de gente moderna y progre, eso de que en realidad el amor no existe, que es solo tensión sexual o atracción debida a reacciones químicas provocadas por nuestras hormonas. El amor existe, y lo digo yo que lo sé, y lo sé porque noto su ausencia. Esta es la mejor forma de saber si algo existe o no, cuando notas que no está.

Y al no estar, lo buscas. Lo buscas porque te llena los ojos y los gestos de capricho; porque te hace sentir gigante aunque como humano seas insignificante; porque quieres sentir que se te escapa un no sé qué aunque trates de ocultarlo. Es como intentar abrazar un gigantesco dolmen de gelatina, se te escapará por un lado o por otro, se te resbalará, pero te llenará de sí, te contagiará su mágica esencia.

Amar es conocer y conocer es crecer. Conocer a la otra persona y conocerte a ti mismo. Amar es, sobre todo, compartir. También es comprender y esforzarse por hacerlo. Amar es eso, sobre todo, esfuerzo.

No puedo evitar pensar en esas personas que creen que el amor es, literalmente así lo afirman, una mierda, que solo da dolor y disgustos y un sinfín de dudosos argumentos en los que, estoy casi convencido,ni ellos creen. Amar duele, claro que sí. Y cuesta. Amar es difícil, es una actividad diaria. Involuntaria, claro, pero diaria. Casi como respirar.

Amar es sufrir, pero es sufrir por el otro porque al amar te has engrandecido tanto que te importa más el otro ser y tu existencia ha trascendido a otro punto, generalmente superior. No te descuidas a ti mismo, pero te preocupas menos por ti. A veces amar nos hunde, pero al segundo siguiente, si somos capaces de darnos cuenta de la suerte que tenemos de poder hacerlo, de estar enamorados, salimos a flote en el más hermoso mar imaginable. Si tú amas, o eres capaz de hacerlo, eres libre.

Porque amar también es eso, libertad, aunque seas preso, en cierto grado, de tus emociones. Amar es un sueño, y como tal en algún momento has de despertar. Amar es un privilegio, y el amor un regalo de inconmensurable valor que la frivolidad humana desdeña cuando se escapa y adora cuando obtiene.

Amar es maravilloso; estar enamorado una maravilla. Y, repito, lo digo yo que no lo estoy, que no tengo a quién amar de forma "romántica". Amar es para valientes, para aquellos que cuando el amor los deje no le darán la espalda y lo juzgarán injustamente reprochándole el dolor que ahora les causa.

Amar es una labor de nobleza.

3 comentarios:

Gata Chata dijo...

¿Y qué hacer cuando amar duele tanto que darías media vida por no sentirlo? ¿Qué hacer cuando pasas veinticuatro horas al día intentando no amar y por más que lo intentes no lo consigues? ¿Qué hacer cuando el amor no es apoyado por ninguna otra manifestación y sólo queda el sentimiento? ¿Es eso a lo que llaman mierda de amor?

Estoy contigo: el amor es un sentimiento maravilloso.

Pero a veces no compensa.

Y te lo digo yo, que lo siento.

T4NQU3 dijo...

Cuando amar duele tanto que darías media vidad por no sentirlo,no se puede hacer nada,aunque esto ya lo sabes.Sólo se puede aguantar y seguir adelante,no te conozco ni conozco tu caso,pero tarde o temprano,de una manera u otra se solucionará y seguramente con el tiempo volverás a amar a otra persona,y si todo sale bien disfrutarás del amor,al fin y al cabo esto funciona así, el amor puede convertir en la persona mas feliz del mundo o hundirte en la miseria. Lo mejor que puedes hacer ahora es apoyarte en las personas que están contigo,solo en las que tengas más confianza por supuesto.
Y respecto al texto,ya lo comentaré contigo este finde Rubén.

Saludos y abrazos (que siempre vienen bien y con esto me refiero a los abrazos)

Rubbens dijo...

Ah, mi gata... Espero que no te ofenda el determinante posesivo, en cuyo caso no volveré a usarlo más...

Cuando el amor duele tanto que darías media vida por no sentirlo es porque ese es del verdadero. Del que se siente con las entrañas y no puede comprenderse con el seso. Cuando el amor duele tanto significa que, de todos modos, eres dichosa.

Aunque el dolor, claro está, no resulta agradable no puedes quedarte solo con él. Busca qué es lo que te causa dolor y hallarás algo que te abrirá los ojos.

Esta vez es el amor... ¿Hay, acaso, algo más hermoso que eso? Ánimo, sé fuerte, sigue ahí por los que no estamos enamorados... De momento.